Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Jul 16, 2017 5:14 pm.
Últimos temas
» doccumento de texto
Miér Sep 24, 2014 11:45 am por Invitado

» Un simple paseo(Publico)
Mar Oct 01, 2013 6:02 am por Invitado

» Normas Generales
Dom Sep 29, 2013 5:16 am por Invitado

» Una Noche Inolvidable (+18)
Dom Sep 29, 2013 3:13 am por Invitado

» Hola de nuevo
Vie Ago 30, 2013 3:37 pm por Invitado

» ¿Que opinas del pj anterior?
Vie Ago 30, 2013 5:16 am por Invitado

» El Último Post Gana
Vie Ago 30, 2013 5:13 am por Invitado

» Presentación Draick :33
Sáb Ago 24, 2013 7:10 pm por Invitado

» Registro de Nombres
Sáb Ago 24, 2013 3:53 pm por Invitado

» Registro de Físicos
Sáb Ago 24, 2013 2:11 pm por Invitado

Mejores posteadores
Annete W.
 
Lancelot W.
 

Afiliados Hermanos
Afiliados
KikanAmour Sucre ~Maji Love~Souls & SwordsCrear foro photo 88888888_zpsb8821a0a.pngOuran Host ClubDangerous LoveSoul Eater FansYour FanficsDETECTIVE CONAN ROLMakai Ouji RolCrear foroPokémon Khannos
Afiliados Normales

mi sonrisa roja

Ir abajo

mi sonrisa roja

Mensaje por Invitado el Lun Jul 29, 2013 9:44 pm

Una sonrisa… una mueca que puede expresar tanto, una sonrisa puede alegrarte la vida, pero no la mía, la mía es solo una muestra del odio, una máscara que tapa mi amargura y mi dolor, es la razón de que siempre busque el dolor, pero como fue que  termine con esta mascara, con esta falsa sonrisa que me seguirá permanentemente bueno todo comenzó cuando era un niño, nunca fui muy rico pero era feliz amaba a mi madre, pero mi padre, ese infeliz que me desgracio la vida, esa bestia que solo conocía el lenguaje de los animales, el de la violencia, un bebedor que cada noche llegaba ebrio y segado por ese maldito vicio sin fin del alcohol desde que puedo recordar, él siempre me hizo la vida imposible, gracias a él no pude estudiar bien pues todo se lo gastaba en sus estúpidas botellas y cervezas, cada vez era más brutal yUna sonrisa… una mueca que puede expresar tanto, una sonrisa puede alegrarte la vida, pero no la mía, la mía es solo una muestra del odio, una máscara que tapa mi amargura y mi dolor, es la razón de que siempre busque el dolor, pero como fue que  termine con esta mascara, con esta falsa sonrisa que me seguirá permanentemente bueno todo comenzó cuando era un niño, nunca fui muy rico pero era feliz amaba a mi madre, pero mi padre, ese infeliz que me desgracio la vida, esa bestia que solo conocía el lenguaje de los animales, el de la violencia, un bebedor que cada noche llegaba ebrio y segado por ese maldito vicio sin fin del alcohol desde que puedo recordar, él siempre me hizo la vida imposible, gracias a él no pude estudiar bien pues todo se lo gastaba en sus estúpidas botellas y cervezas, cada vez era más brutal y como siempre mi mama al tratar de defenderme era la que más sufría su cuerpo tan marcado por tantas heridas, era  deplorable verla en ese estado, un niño nunca debe de presenciar tal brutalidad contra una persona, pero un día fue bastante mi padre como de costumbre llego segado por el alcohol y empezó a atacar a mi madre y yo que ya tenía unos 18 años intente defenderla pero mi padre impulsado por el alcohol fue más fuerte, ya hasta me había acostumbrado a sus escenas, esas escenas de violencia sin fin, pero esta vez fue demasiado, de tantos golpes mi madre murió, yo estaba segado, muy segado por tanta ira, fui hacia el bar en el que él siempre se emborrachaba, espere a que saliera, al fin su asquerosa silueta  se figuró en la puerta de  aquel lugar de mala muerte cuando salió lo embosque,  Él y yo rodamos por una colina que estaba a la orilla del estacionamiento, el me encesto un golpe en la cara muy duro, me aturdió demasiado, el continuo dando golpes a diestra y siniestra, pero algo me impulso, mientras me golpeaba recordaba con mucho enojo el rostro ensangrentado de mi madre pidiéndole que se detuviera, entonces me recupere y lo golpee con todas mis fuerzas mi padre cayo asía atrás entonces aproveche y lo golpee  una y otra vez cada vez con mucha más fuerza e ira, mi padre entonces saco de su bolso una navaja y me corto el brazo, mi brazo empezó a sangrar, una herida del tamaño del largo de mi mano choreaba sangre, él se acercó y me dijo, esa sonrisa que tienes siempre la deteste ahora te dejare marcada esa estúpida sonrisa para que no lo olvides, el metió el cuchillo en mi boca y me rasgo  el labio y me corto gran parte del pómulo, el me intento cortar el otro cachete, pero reaccione y lo derive, su navaja se le incrusto en su abdomen, mi padre indefenso y yo con ira mucha ira, agarre la navaja y le dije, esa sonrisa, siempre la deteste, te la dejare marcada por siempre, y le corte toda la cara, sus labios sangrantes dibujaban una sonrisa, mi padre se desangro por todas las heridas, yo había conseguido mi venganza pero, no paro mi dolor, enloquecí, dure mucho tiempo anduve a escondidas de la policía, busque mucha ayuda pero era inútil, nada sirvió, mi cortada había cicatrizado, y la herida dibujaba una sonrisa incompleta, al verla una idea demasiado macabra surgió en mi cabeza, agarre un cuchillo y lo metí en mi boca me ise una herida del mismo largo y me abrí mi vieja cortada, el dolor era inaguantable, pero mi sonrisa había vuelto, siempre viviría con esa marca, con el tiempo me empezó a asquear  la  sociedad, tan ignorantes, tan despreocupados, tan egoístas, empecé a hacer sufrir a las personas que sintieran mí mismo dolor, con el tiempo me ise conocer con el sobrenombre que le decían a mi padre… me empezaron a conocer como “el joker”      
 

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.